El estudio de mercado es una investigación sistemática, que hace una empresa para determinar si su producto o servicio, tendrá éxito en la zona en la que se llevará a cabo la venta o distribución del mismo.

Este importante estudio ayuda a tener una visión general de cómo será el comportamiento del público meta. Un estudio de mercado bien ejecutado puede predecir el éxito que tendrá su producto o servicio, pero también puede aportar otros datos relevantes para su negocio.

Mejorar o cambiar la apariencia del producto, hacer ajustes a los precios, aumentar las ventas, redirigir la publicidad a un sector específico, son solo algunos de esos aspectos que se pueden mejorar a través de un estudio de mercado.

Así como son varias las alternativas que se pueden analizar con un estudio de mercado, vale recalcar que dicha estrategia también se puede diseñar de diferentes maneras, o se puede enfocar en un área de mayor interés que otro.

cómo hacer un estudio de mercado

Ventajas y desventajas de realizar un estudio de mercado

Los estudios de mercado tienen varios beneficios, siendo uno de los principales conocer la rentabilidad o la viabilidad que tendrá el producto o servicio en un mercado particular.

Este estudio además permitirá predecir los posibles riesgos que se presentan en el mercado al que va dirigido el producto o servicio.

Otra de las ventajas que presenta es conocer la competencia, ya que esta juega un papel fundamental en el proceso de mejoramiento y venta de cualquier producto.

Tener identificada a tu competencia, conocer sus beneficios, saber qué opina la gente de ellos, en qué consiste su producto o servicio, y especialmente como podría mejorar ese producto específico, te permitirá mejorar tu producto.

Igualmente la evolución de la competencia podrá presentarnos una visión de lo que podría pasar con nuestro producto o servicio.

Ofrece información sobre el público meta (es ese grupo de personas para las cuales está diseñado tu servicio o producto). Un estudio de mercado te ayudará a conocer mejor sus necesidades, y por supuesto, cómo aprovecharlas.

Pero uno de los beneficios más significativo que tienen los estudios de mercado es la posibilidad de ampliar tu nicho. Tu negocio puede diversificarse y generarte mayores ingresos, esto lo podrás lograr una vez que conozcas el mercado en el que te especializas.

Sin embargo, antes de decirte el paso a paso para crear tu estudio de mercado, estamos en la necesidad de informarte, que estos análisis también tienen desventajas.

Entre las desventajas de los estudios de mercado podemos resaltar que es necesario hacerlos constantemente, ya que todo cambia, incluyendo el gusto de los consumidores, por eso es necesario que renueves tu estudio cada cierto tiempo.

Estos estudios, para que sean lo más efectivo posibles, deben ser realizados por un experto, así que posiblemente sea una inversión que no llegues a recuperar en el supuesto de que tu idea de negocio no sea buena.

Se debe contar con una base de datos actualizada, así tus encuestas serán lo más efectivas posibles, al igual que los resultados o conclusiones.

Pasos para realizar un estudio de mercado

Si, ya te hemos dicho lo importante que es un estudio de mercado, y el tiempo y dinero que te ayudará a horrar en el caso de que tu idea de negocio no sea la más idónea.

Esto se debe a que el objetivo del estudio de mercado es indicar si es rentable un negocio antes de comenzarlo.

Ahora bien, sabemos que estás ansioso por saber si tu idea de negocio es viable, por eso te diremos la forma correcta de hacer un estudio de mercado, para que lo pongas en práctica y sepas si podrás alcanzar el éxito o no.

qué es un estudio de mercado

Realiza un estudio de mercado siguiendo estos pasos:

1. Definir objetivos: En este paso debes tener claro qué haces, para qué lo haces, qué quieres conseguir, así como especificar tus objetivos cuantitativos y cualitativos.

Se trata de un paso más metodológico, acá deberás plantear un problema, para posteriormente identificar los pasos necesarios que ayuden a solventar esa problemática.

Igualmente en este primer paso se hace una planificación de cómo se llevarán a cabo las metas fijadas para conseguir un objetivo específico, y sobre todo se  delimita el área de trabajo, la fecha y las responsabilidades.

Como vez, este primer nivel obedece a una especia de proyecto, en el que tendrás que incluir información sobre el negocio que pretendes comenzar, pero información real, basada en datos verificables, y no en lo que tú deseas que sea.

2. Recopilar información: el mercado está allí, y espera por ti. Debes ir a por él, para esto puedes recurrir a:

Encuestas y entrevistas, reúnete con proveedores, pregúntales sobre su experiencia, recurre a las personas que están en el entorno en el que desarrollarás tu actividad comercial, pregunta que les gusta, como les gusta.

Siempre podrás hacer uso de las plataformas digitales, redes sociales, e incluso, recurre a las páginas web de otros negocios relacionados con el tuyo, lee los comentarios de la gente y saca tus propias conclusiones.

Otras entidades a las que puedes recurrir son asociaciones de empresarios, cámaras de comercio, así podrás obtener información de primera mano sobre el mercado en el que quieres incursionar.

3. Definir el público meta: Una vez que conozcas con claridad el público al que quieres llegar, tendrás mayores y mejores oportunidades de establecer líneas estratégicas que te permitan llegar a él.

Identifica cuál es el público ideal para tu producto o servicio y analízalo, busca información relevante, sus gustos, su comportamiento, la edad, el nivel social, qué les gusta consumir en plataformas online, cómo les gusta más realizar compras, y toda la información que pueda serte útil.

4. La Competencia: si ya te hemos dicho antes que analizando a la competencia podrás conseguir grandes beneficios.

Si por ejemplo, los usuarios de tu competencia directa indican que su producto está bien, pero le falta más de esto, o le sobra un poco de aquello, tú podrás diseñar tu producto tomando en consideración esas propuestas que han hecho los consumidores.

Así no podrán resistirse a tu producto, el cual tiene lo mejor de la competencia, más la sugerencia del comprador.

Tal vez pienses que conocer a la competencia es cosa difícil, pero la verdad es que los datos relevantes están al alcance de cualquier persona.

5. Análisis FODA: El FODA es el último paso para hacer un estudio de mercado. Esta es la estrategia que te ayudará a conseguir los resultados que estabas buscando desde el principio.

Se trata de conocer las Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas de tu proyecto, y obtener así las conclusiones que te llevarán a conocer que tan efectiva es tu idea de negocios, o que tan viable es la puesta en marcha de dicho negocio.

6. Conclusiones: La conclusión no es más que la sintetización de los datos que se han recabado.

Podrás escribirlos desde la percepción y el aporte que lograste al momento de recabar toda la información. Si realizaste las encuestas y entrevistas, podrás contar con un punto de vista más objetivo, que te llevará a conocer si tu negocio es viable.

En el caso de que tu idea de negocio sea rentable, tanto las conclusiones como el informe general podrá servirte para hacer proyecciones de ventas, definir estrategias de mercadeo, y mucho más.

Habiendo expuesto esto, ya estarás convencido de que un estudio de mercado será una gran decisión al momento de iniciar u emprendimiento, así que solo te queda ponerte manos a la obra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *