Si estás iniciando un negocio o emprendimiento y no sabes por dónde empezar, lo ideal es comenzar siempre por elaborar un plan de lo que quieres hacer, dónde y cómo. Estos son algunos de los detalles que abarca un plan de negocio.

Un plan de negocios, es un documento en el que se especificará el camino que vas a transitar para llegar a un objetivo que te has propuesto. Su principal objetivo es ayudarte a mantenerte en el camino correcto, para que puedas alcanzar las metas propuestas inicialmente.

El plan estratégico tiene definidas las metas a las que quieres llegar a corto, mediano y largo plazo, y los pequeños pasos que debes dar para conseguirlo. Es una especie de brújula que te guiará en el camino.

Elementos que integran un plan de negocios

Todo plan estratégico empresarial debe comenzar con una presentación, ya que en ella se encuentran las bases de lo que es la empresa desde el inicio.

Por lo general se dan respuesta a dónde se encuentra, cuál o cuáles son los objetivos que quiere alcanzar, y cuáles son los medios que empleará para llegar a tales objetivos o metas.

Los planes estratégicos contienen además la misión, visión de la empresa, es decir, que es, para que está concebida la empresa y a dónde quiere llegar.

Como han visto hasta ahora, el plan de estrategias debe tener definidas y especificadas las metas que busca alcanzar una empresa, además de todos los recursos de los que hará uso para llegar al cumplimiento de tales objetivos propuestos desde el comienzo.

Un análisis FODA es otro de los elementos que deben estar contenidos en el plan de estrategias empresarial. Esto será muy útil para determinar cuáles son las fortalezas, las oportunidades, las debilidades y oportunidades de la empresa.

No puede faltar una línea estratégica que se seguirá en todo momento, para no desviarse del camino, las personas que conforman la empresa, y los trabajos que deben desempeñar dentro de la organización.

Además debe contener un apartado de evaluación, este se encuentra al final, y es la herramienta que ayudará a conocer si se ha seguido el manual hasta el final, en pro de la persecución y cumplimento de las metas.

La evaluación y reevaluación ayudará a saber si la empresa va por buen camino, pero también permite rediseñar las metas durante el camino.

La elaboración de un plan de estratégico de negocios, permitirá conocer la manera en la que la empresa interactúa con su entorno, y si está llegando a la meta que fue prevista por el fundador desde el inicio. Al tiempo que permite replantear nuevas metas y negocios en caso de que sea necesario, o que ocurran cambios inesperados en la sociedad, que puedan afectar de manera directa nuestro negocio.

Características de un plan estratégico de empresa

Si bien un plan estratégico empresarial es un documento universal, con características generales, el mismo debe estar enfocado en casos particulares, y según necesidades específicas.

Entre las características que hacen de un plan estratégico de empresa sea una herramienta adecuada para tu emprendimiento o negocio podemos destacar:

Aspecto cualitativo: se trata de metas que se puedan contabiliza. Debes poder contabilizar lo que te has propuesto alcanzar, así sabrás si realmente estás consiguiendo tu objetivo principal.

Descriptivo: tal como se mencionó, el plan estratégico incluye a las personas que se encargarán de cumplir una tarea particular, pero además debe tener el lapso de tiempo en el que se llevarán a cabo las tareas.

Proyecciones: se basan en el tiempo en el que la empresa llegará a cumplir un objetivo, y la posición en la que se encontrará una vez alcanzada tal meta.

Las proyecciones están diseñadas para que se cumplan en un lapso de cinco años. Es decir donde estará tu negocio o emprendimiento pasados ese periodo de tiempo.

Sin embargo, al principio las proyecciones se estiman en lapsos más cortos, como los primeros 100 días del negocio, un año, o tres.

Para qué sirve la elaboración de un plan estratégico empresarial

Tanto en la vida, como en los negocios, la organización puede ser el factor que haga la diferencia, y que te permita alcanzar el éxito.

No será igual el funcionamiento de una empresa que está bien definida, en la que haya un plan a seguir y que exista la organización como norma.

Si por ejemplo, tu negocio o emprendimiento requiere abastecerse de materia prima como primer paso para poder funcionar. Es importante conocer los proveedores a los que se debe recurrir, pero además debe estar definido quién será el encargado de contactarlo. Gracias a esto habrá menor posibilidad de cometer un error, de quedarse sin materia prima y por ende detener la producción.

Una de las ventajas que presenta el plan de estrategias para un negocio, es que permitirá sortear posibles complicaciones que puedan afectar el desarrollo de tu empresa. Pero no basta con solo tenerlo, hay que conocerlo y seguirlo, pero que también todas las personas que forman parte del emprendimiento o negocio lo conozcan y sigan.

Elaborar un plan estratégico empresarial te hará sentirte más comprometido con la empresa o negocio, al tiempo que te ayudará a tomar las decisiones más acertadas dentro del mercado. Se trata de aprender a conocer más tu negocio, para tomar las oportunidades que se presentan en el camino.

Pasos para elaborar el plan estratégico de una empresa

Tanto si ya tienes un negocio o como si ya estás próximo a tenerlo, y quieres elaborar un plan de negocios adecuado que te ayude a avanzar, hay ciertos pasos que debes seguir.

Analiza la situación interna de tu empresa, negocio u organización. Detecta las fallas que te están impidiendo obtener un crecimiento sostenible.

Conoce cuáles son esas fortalezas con las que cuenta tu negocio y sácales el mayor provecho. Enfócate en los aspectos positivos, para que de esa forma puedas minimizar las fallas, o los aspectos negativos.

Estudia bien el mercado en el que se desenvuelve tu negocio. Sabemos que el mercado es fluctuante, pero al conocerlo bien, sabrás cuando es momento de invertir en un producto u otro.

Al conocer el mercado en el que estás inmerso, podrás cambiar las estrategias que estás empleando y que no te están rindiendo los frutos que quieres, y todo sin desviarte de tu plan original.

Algunas herramientas a emplear en la elaboración de tu plan estratégico de empresas

Hay algunos instrumentos a las que podrás recurrir para poder elaborar un plan de estrategias empresarial, que te den buenos resultados y que se adapte a tus necesidades.

Matriz de Perfil Competitivo (MPC): permite estudiar a la competencia, conocer la cuota de mercado de cada negocio y sobre todo las posibilidades con las que cuentas.

5 fuerzas de Porter: permite evaluar el nivel en el que se encuentra la competencia, la manera en la que es valorada por los consumidores y cómo puedes sacarle provecho a esa situación.

Matriz PESTEL (Político, Económico, Sociocultural, Tecnológico, Ecológico y Legal): permite realizar mediciones de los aspectos externos que afectan de forma significativa el desempeño de tu negocio.

Matriz de Evaluación de Factores Externos (MEFE): se trata de una herramienta que ayuda a evaluar las oportunidades, pero también las amenazas  externas que podrían estar afectando el crecimiento de la empresa.

Recurre a la metodología SMART: este método busca ayudarte a definir tus prioridades al cumplir con pasos muy sencillos:

Ser específico (S), se refiere a que mientras mejor especificados estén los objetivos mejores serán los resultados. Mesurable (M) aclarar la forma en la que los objetivos podrán ser medidos y cuantificados, alcanzable (A),  si un alcanzable no  se puede alcanzar, lo mejor es no planteárselo.

Relevante (R), cada objetivo que se pretende alcanzar debe ser importante. El último paso es el que tiene que ver con el tiempo (T) que te llevará alcanzar una meta propuesta.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *