El marketing digital está de moda. Las plataformas digitales y las redes sociales están llenas de información sobre el tema, por lo que términos relacionados con el mercadeo son cada día más comunes, uno de ellos es el Target, pero ¿conoces realmente qué es  y cómo se define?

Cuando hablamos de target, nos referimos al público específico para el cual está diseñado un producto o servicio. Es esa población cuya necesidad podrá ser satisfecha al adquirir el producto que estamos ofreciendo.

Una vez que conozcamos las características que definen al público al cual queremos venderle un producto o servicio, todas nuestras estrategias de mercadeo estarán dirigidas a ellos.

De allí parte la importancia de contar con un target bien definido, de lo contrario, todos nuestros esfuerzos serán en vano.

Beneficios de tener un target bien definido

Cuando conocemos a nuestro público objetivo (ese al cual dirigiremos nuestras campañas publicitarias), será más fácil diseñar un plan de estrategias para llevar a cabo las ventas que la empresa tiene proyectadas.

Nuestra publicidad llegará justo a quien necesita el producto o servicio que estamos ofreciendo. Mientras que un target que no está definido nos costará mayor trabajo para darle soluciones a problemas que quizá no son los que creemos. Sin contar que también estaremos desperdiciando nuestros recursos.

Si piensas que definir un target no es cosa importante, te ilustraré con un sencillo ejemplo: Cuando tienes una empresa que ofrece servicios educativos, y escoges como estrategia entregar panfletos para captar nuevos clientes, verás que los panfletos son entregados a cualquier persona que pase frente a la persona que reparte los panfletos.

Aquellos que no están interesados dejaran su folleto en la basura sin haberlo leído siquiera, pero tú habrás hecho el gasto de pagarle a quien los está entregando, y además la impresión de ese folleto que no te dejó ningún cliente, y que ni siquiera fue leído. Así que terminaste desperdiciando tus recursos sin obtener ni una sola ganancia o sin recuperar la inversión.

Si por el contrario, tomas tu tiempo en conocer a tu público objetivo, y entregar la información solo a esos que se verán beneficiados al cursar estudios en tu institución, tendrás mayores oportunidades de conseguir nuevos clientes y por ende alcanzar la metas de la empresa.

Estas son las características generales que te ayudarán a definir el target de tu producto o servicio

Ya aclarado lo importante que es conocer el target de nuestro producto o servicio, tenemos que tener presente que definir nuestro público meta es una tarea fácil, pero a la que debemos prestarle atención, además de contar con información precisa y clara.

Estas son algunas de las características que debes tener definidas para poder ofrecer productos y servicios a tu target:

Edad

Sí, la edad en marketing importa. Recuerda que las prioridades de las personas, los gustos y las necesidades varían según la etapa de la vida en la que se encuentre.

Autores expertos en el tema, definen las etapas del ser humano en niñez, comprendida entre los 0 y 14 años, la adolescencia, que va de los 15 a los 19 años; jóvenes, incluye a las personas que se encuentran entre los 20 y 29 años.

Por otro lado se consideran adultos, aquellos entre 30 y 40 años; adultos mayores o adultos tipo B, abarcan la población entre los 41 y 59 años, y por último los ancianos, que van desde los 60 años en adelante.

Sexo

Es de suponer que un artículo que esté diseñado para el uso exclusivo de mujeres, debe estar enfocado en ellas y en sus necesidades.

País

La cultura suele ser una pieza clave en el desarrollo de las estrategias de venta de un producto particular. La misma varía según el país en el que se encuentra tu público meta o target, así que tenlo en cuenta.

Estos podrían ser los aspectos con los que puedes comenzar a definir a tu target, pero también debes incluir otros aspectos, como relación sentimental, gustos, el trabajo que ejerce, su condición económica o si tiene hijos.

Las características de tu target son importantes, porque son la manera de definirlo. Es por eso que debes tomarte tu tiempo para conocerlo, para indagar sobre sus puntos de dolor, así contarás con las soluciones exactas para sus problemas particulares.

Otros aspectos que te ayudarán a definir tu target

Sí, sé que ya te dijimos que debes conocer la edad, el sexo y otras cosas más, pero créenos cuando te decimos que eso no es suficiente.

Trata de ampliar tu información lo más posible. Es por eso que debes incluir datos más específicos como:

Aspecto demográfico y sociocultural: acá debes tener en cuenta la idiosincrasia, el lugar en el que se encuentra, y la forma en la que se relaciona con sus pares. Estos son detalles importantes, no lo olvides.

Conoce a tu competencia: si te permites conocer a tu competencia, te estarás permitiendo conocer también a los posibles consumidores de tus productos o servicios.

Sabrás que consumen, pero también que es lo que les gusta y lo que no de ese producto, y eso te dará una amplia ventaja.

Buyer Persona, una estrategia de confianza para llegar a tu target

Tanto  si llevas tiempo en esto del Marketing, como si no, seguramente has escuchado hablar del Buyer Persona. Este es otro de los términos del mercadeo que están en boga, y que por su puesto, te ayudarán a definir tu target.

Cuando hablamos de buyer persona, nos referimos a un personaje ficticio que se crea a partir de las características de tu público meta. Ese personaje creado, según los patrones de comportamiento que has descubierto en tu público meta te ayudará a diseñar estrategias más aceradas para la promoción, y venta de tus productos o servicios.

Si tu empresa se encarga de la confección de ropa, sabrás que la ropa deportiva es para un tipo de persona, mientras que la ropa ejecutiva es para otro.

En ese caso, deberás tomarte la tarea de conocer los gustos de cada uno de esos sectores y elaborar un buyer persona en cada área en la que se desempeñe tu empresa o negocio. De esta forma podrás establecer las estrategias de marketing de cada uno.

Sabemos que suena trabajoso, pero la verdad no lo es, además te ayudará a conseguir tus objetivos más rápido.

Herramientas que te ayudarán conocer tu target

Existen diferentes estrategias que se aplican para conocer el target. Si tu objetivo es conocer lo que quiere tu potencial cliente, lo que está buscando, qué problemas tiene, podrás conseguirlo por medio de las siguientes herramientas:

Encuestas: son esas herramientas que te permiten conocer los gustos de tu cliente de primera mano.

Entrevistas: al igual que las encuestas te ofrecerán información de primera mano.

Plataformas digitales: existen servicios de plataformas digitales que te ofrecen información significativa  sobre tus potenciales clientes.

Se trata de servicios que te dicen que tipo de información consume tu cliente en internet. Entre la información más importante podemos mencionar: qué clase blogs lee, a qué artículos o servicios les deja un like,  qué tipo de información ha buscado recientemente, y mucho más. Un ejemplo estos servicios es el que ofrece Facebook Ads.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *